Lo demás fueron los árboles y el viento