• El Asombro
  • El rincón más lejano
  • Campus
  • afilador
  • breviario_minimo
  • concentracion_bicicletas
  • criaturas_cyborg
  • crimen
  • flores_cyborg
  • hipodromo_alicante
  • hombres_cuento
  • ladron_cerezas
  • manuscrito
  • mujeres
  • nostalgias
  • nuevas_hadas
  • peregrinos
  • prontuario_claveles
  • santos_devocion
  • tanLejos_Tancerca
El Asombro1 El rincón más lejano2 Campus3 afilador4 breviario_minimo5 concentracion_bicicletas6 criaturas_cyborg7 crimen8 flores_cyborg9 hipodromo_alicante10 hombres_cuento11 ladron_cerezas12 manuscrito13 mujeres14 nostalgias15 nuevas_hadas16 peregrinos17 prontuario_claveles18 santos_devocion19 tanLejos_Tancerca20

portada Manuscrito Sobre la Oscuridad - Referecias críticas

Comentario de libros
Por Antonio Rojas Gómez

“Manuscrito sobre la oscuridad”, novela, Max Valdés Avilés
Simplemente Editores, 270 páginas

            Un resultado convincente consigue Max Valdés con esta historia narrada por su protagonista, una mujer. Y no deja de ser un logro para el narrador situarse en la óptica del género opuesto. Primer punto a favor.
Pero más importante que el virtuosismo literario es la novela misma, como obra creativa capaz de generar escenarios y seres que, sin corresponder a la realidad, resultan tan posibles que el lector llega a imaginar que son  reales. Es el caso de las buenas novelas. En este “Manuscrito…” el escenario es el Chile actual, de 1970 al presente, y lo pueblan los miembros de una familia de clase media que vive en la comuna de La Cisterna, en Santiago sur. La protagonista es Sara, quien ha crecido con sus abuelos, Juan Manuel, suboficial de Ejército en retiro, y Mercedes. Sara no sabe nada de sus padres y la trama se teje en torno a su afán de descubrir la verdad sobre su progenitora, cuyo nombre no se menciona en la casa. “Sara no debe saber jamás quien fue su madre”, dice Juan Manuel a Mercedes, y ella le responde: “Tú no sabes cómo crecen los niños y ya verás que la tendremos encima de nosotros tarde o temprano”. (Pág. 33)
Tenía razón la abuela, porque Sara no descansa hasta que, siendo ya una mujer separada, de 40 años,             consigue “abrir el tonel de las mentiras”. (Pág. 225)
En ese lapso de cuatro décadas, asistimos a una suerte de vivisección de la familia Astorga García, una familia enferma a más no poder; en la que no existe espacio para la autenticidad ni para la verdad. Pero más que eso, nos asomamos a la realidad del país en la época más oscura de su historia.
Ahora bien, lo que considero más destacable en esta novela es que no apunta a acusaciones altisonantes ni cae en discursos panfletarios. El autor, fiel a su trabajo artístico, centra la acción exclusivamente en los asuntos que atañen a la búsqueda de Sara, una búsqueda de su propia identidad. El resto, las violaciones de los derechos humanos durante el gobierno militar y aun antes, durante la infiltración de los grupos proclives a la Unidad Popular mientras gobernaba Salvador Allende, surge como telón de fondo.
Hay aquí una nueva forma de abordar los temas de la contingencia nacional. Este es el acierto de Max Valdés con su “Manuscrito…”, más allá de los reparos que pudieran formulársele -como la escasa eficacia de los diálogos, por ejemplo-. El resultado es altamente satisfactorio y demuestra la madurez narrativa alcanzada por el autor en esta, su quinta publicación.

 

-------------------------------------------------------------

Otras referencias críticas (PDF)

- La Nación
- Punto Final