• El Asombro
  • El rincón más lejano
  • Campus
  • afilador
  • breviario_minimo
  • concentracion_bicicletas
  • criaturas_cyborg
  • crimen
  • flores_cyborg
  • hipodromo_alicante
  • hombres_cuento
  • ladron_cerezas
  • manuscrito
  • mujeres
  • nostalgias
  • nuevas_hadas
  • peregrinos
  • prontuario_claveles
  • santos_devocion
  • tanLejos_Tancerca
El Asombro1 El rincón más lejano2 Campus3 afilador4 breviario_minimo5 concentracion_bicicletas6 criaturas_cyborg7 crimen8 flores_cyborg9 hipodromo_alicante10 hombres_cuento11 ladron_cerezas12 manuscrito13 mujeres14 nostalgias15 nuevas_hadas16 peregrinos17 prontuario_claveles18 santos_devocion19 tanLejos_Tancerca20

Las ciudades enfermas

Este conjunto de relatos nos permite entrar a través de una prosa fresca, inteligente y punzante, en la psicosis de la ciudad; en ese territorio delimitado por la soledad, la vejez, las ganas de cambiar nuestros destinos, de ser otro/otra, de fundirnos o confundirnos con nuestros más profundos miedos y nuestros más leales sueños, hasta dar con el desconcierto del propio ser que se piensa y nos piensa como una prole extraviada a la que debe otear como quien examina un lugar, o una cosa que le es conocida, pero que a veces mostrará sus laberintos, o se transformará también en una pesadilla, en una aparición que nos observa justo cuando creemos tener todas las claves para rehuirle. La espontaneidad y frescura de su autor crea, no obstante, un resquicio por donde escapar del desastre cotidiano a través de reflexiones luminosas y criaturas que caen en el absurdo, o en el aprendizaje lúdico del mundo, a modo de Cortázar. Y es ahí donde nos hace entrar en su juego. Un ejercicio peligroso sin embargo, porque la memoria y sus recuerdos, o las imposiciones de nuestras propias fantasías, se harán parte también de esta travesura que habita en cada uno de nosotros y que el autor invita constantemente a anunciarse, consciente de la desesperación que puede producir enfrentarnos con eso que también nos habita, y que compartimos en el mismo territorio: la bohemia, la conquista del amor, el interés por la creación literaria, la desesperación de los equívocos, o la presencia y deseos postreros de los difuntos. Jorge Luengo Espinoza logra, sin duda, con “Las ciudades enfermas”, construir relatos que discurren con firmeza y solidez, aproximándonos a lo que hay dentro del gran territorio denominado existencia. En este, su primer libro, el autor se desplaza por estos territorios con autoridad, dejándonos claro que toda historia es imprescindible si el ojo avizor se ubica en el ángulo preciso y apunta sus palabras en la dirección correcta.


- Alejandra Ziebrecht