• El Asombro
  • El rincón más lejano
  • Campus
  • afilador
  • breviario_minimo
  • concentracion_bicicletas
  • criaturas_cyborg
  • crimen
  • flores_cyborg
  • hipodromo_alicante
  • hombres_cuento
  • ladron_cerezas
  • manuscrito
  • mujeres
  • nostalgias
  • nuevas_hadas
  • peregrinos
  • prontuario_claveles
  • santos_devocion
  • tanLejos_Tancerca
El Asombro1 El rincón más lejano2 Campus3 afilador4 breviario_minimo5 concentracion_bicicletas6 criaturas_cyborg7 crimen8 flores_cyborg9 hipodromo_alicante10 hombres_cuento11 ladron_cerezas12 manuscrito13 mujeres14 nostalgias15 nuevas_hadas16 peregrinos17 prontuario_claveles18 santos_devocion19 tanLejos_Tancerca20

portada Crimen de Semana Santa

Una anciana es asesinada de manera brutal en su antigua mansión de la calle Dieciocho donde vive en completa soledad. Se presume que ella misma abrió la puerta al homicida porque lo conocía y confiaba en él. ¿Quién pudo cometer un acto tan vil? En torno a la víctima se mueve solo gente correcta a los ojos de la sociedad: personas pudientes, parientes benévolos, sacerdotes y devotos de la religión. Un hecho relevante que descubren los investigadores es la existencia de un testamento que la anciana guarda en algún lugar de su casa.

La acción es narrada desde dos puntos de vista: Mauricio Mandiola, detective a cargo de las diligencias, y el periodista investigativo Pepe Ortega, ambos personajes familiares en la narrativa del autor. En una suerte de contrapunto entre estos personajes, que van rememorando estos hechos del pasado –muy significativos para las carreras de ambos– esta novela breve se precipita hacia un final sorprendente debido a la trascendencia social de los sospechosos de haber cometido el crimen.

Crimen de Semana Santa –una novela inscrita en el género negro–, no dará respiro al lector desde las primeras hasta las últimas páginas. Su autor, Antonio Rojas Gómez, un avezado periodista y escritor, nos presenta los pormenores de un escalofriante crimen alrededor del cual se congregan múltiples enigmas.